Del Libro de los Nombres, capítulo 5: 17 a 21 17 Todos los hijos e hijas bendijeron al bebé, y muchos fueron los regalos por su nacimiento. 18 Un arco curvado de roble y plata por parte de su tío, 19 buena vista y buen oído de su tía, y de los demás: fortuna, inteligencia y velocidad. 20Pero el niño no recibió ningún presente de Malekai, el embaucador, 21 y el Señor del amanecer estaba muy contrariado.

El Libro de los nombres, capítulo 18:31 a 50 31 Y aquella vez el joven Cazador celeste estaba en los bosques junto a su compañero Julan, 32 con fama de ser el más sabio y hábil de los cazadores mortales. 33 Se encontraron con el Gran toro y D'Orion dijo, "¿Qué es esta criatura odiosa y feroz, con pezuñas de obsidiana y ojos de fuego?". 34 Julan replicó, "No hay que jugar con el Gran toro. Debemos encontrar otro camino". 35 Pero a D'Orion se le ocurrió dar caza a la criatura, y juró hacerse una capa con su piel.

36 Durante tres lunas siguieron su pista, durmiendo de día y acechándola de noche. 37 Por fin dieron con el toro en el Límite del cielo. 38 La bestia, al verse arrinconada, cargó contra ellos. 39 El cazador mortal era demasiado lento y cayó al suelo, 40 con el cráneo aplastado bajo las pezuñas de obsidiana.

41 D'Orion tomó el gran arco, Nostalgia, y derribó a la bestia al clavarle una flecha en el corazón. 42 Y, tal y como había prometido, con su piel se hizo una capa tan oscura como la noche.

43 Cuando Malekai descubrió el cuerpo de la bestia, se sintió muy molesto. 44 Colocó la cabeza de su mascota en el cuerpo de Julan, el cazador caído 45 y le insufló la Palabra vital a este recipiente. 46 Envió al hombre toro a que diera caza a D'Orion para castigarlo por su arrogancia. 47 Y del mismo modo, envió a los hijos de Julan 48 y a los hijos de los hijos de Julan.

49 Akron le preguntó a Malekai, "¿Por qué haces esto? ¿Por qué das caza a mi hijo?". 50 El dios embaucador le respondió: "Este es mi regalo por su nacimiento. El cazador nunca debe olvidar lo que se siente al ser cazado".

MásMenos

Según la leyenda, el Minotauro fue creado por el príncipe Malekai, Señor de las sombras, como desafío al príncipe D'Orion, el Cazador celeste. Sin embargo, al igual que ocurre con todas las grandes historias de la creación, esta historia no está probada y se discute en gran medida. Lo que se sabe de esta raza de salvajes con cabeza de toro es que aparecieron por primera vez en la historia escrita como esclavos de las familias de nobles elfos en la antigua ciudad de los Altos Elfos Aelfmuir. Los Minotauros, que eran empleados como protectores, guerreros y bestias de carga, se liberaron de sus amos en la Guerra Celestial y desde entonces han vivido en los territorios de la periferia de la sociedad civilizada.

Aunque muchos creen que los Minotauros son incapaces de pensamiento inteligente, en realidad este no es el caso; sin embargo, son incapaces de hablar la lengua común, y lo hacen en un idioma gutural que solo los de su clase pueden comprender. En lo que concierne a su comportamiento, los Minotauros se enfadan con rapidez, tardan mucho tiempo en perdonar y parecen incapaces de sentir emociones sutiles como la alegría, la piedad o el remordimiento. Feroces y sedientos de sangre, algunos de los más salvajes luchadores y brutales señores de la guerra pertenecen a esta raza.

Clases disponibles

¿Necesitas ayuda??