SEÑOR DEL TIEMPO

Hermano de Valkyn (el Padre de Todos) y Yaga, es quizás el más inescrutable e inaccesible de los dioses. Se dice que comenzó a existir en el momento en el que el Padre de Todos ató a Lyessa, la Madre de las serpientes, formando así el arco de los Cinco cielos, poniendo en movimiento el tiempo y dando comienzo a la Primera Edad.

No se conoce nada de cómo Cronos llegó a engendrar a Malekai, el Príncipe de las sombras. Ya sea por vergüenza o malicia, el Señor del tiempo parece sentir un gran menosprecio por su único (presuntamente) heredero.

Sin rostro ni forma, Cronos aparece en los sueños de los mortales y en las visiones de los locos. Algunos dicen que su cara es pura oscuridad; otros, hablan de un completo (¿o interminable?) vacío. Mirarle es presenciar el momento de tu muerte; saber que llega tu final y que no puedes impedirlo.

Callado y amenazador, observa los reinos del hombre con una mirada eterna y desinteresada. Cronos lo ve todo: juzga cada momento, y es testigo de cada vida, aunque no se involucra en los asuntos de los dioses ni de los mortales, con una excepción.

A la muerte de Gea, cuando en los cielos sonó un estallido ensordecedor, un ruido que retumbó como el golpe del martillo en el yunque, aquellos que miraron al cielo pudieron ver que la Luna se había hecho pedazos.

Y tras ello, la sombra de una sombra, se encontraba la débil silueta de Cronos el Vigilante.

Esto es lo que se preguntan los bardos y los astrónomos: ¿Qué sucedió ese día? ¿Fue él quien rompió la Luna? ¿O solo estaba allí para ser testigo?

¿Necesitas ayuda??