THE EARTH MOTHER

Gea, la Madre Tierra, la que da la vida, encarnación de la sabiduría y la naturaleza, esposa del Gran príncipe Arkon el Justo. A Gea se la describe normalmente como una bella mujer de mediana edad con una sonrisa atractiva y un porte amable y compasivo. Las oraciones a Gea normalmente giran en torno a la protección y la seguridad: bendiciones para la abundancia de lluvias, una buena cosecha, salud y prosperidad. Madre de Cibeles e hija de Yaga, representa el aspecto intermedio de la Diosa Trinidad (la virgen, la matrona y la vieja).

Gea era la más noble de los dioses, cariñosa, compasiva y verdaderamente preocupada por todos sus hijos.

Lo que hace que su muerte sea aún más trágica.

En todos los mundos y épocas, los narradores discuten el misterio de la muerte de Gea. ¿Quién es el villano? ¿Cuál fue la causa?

Cada bardo canta una historia diferente, pero el final es el mismo:

Gea murió: su sangre se esparció y su divinidad se derramó. Sus avariciosas hermanas, los árboles, bebieron hasta hartarse, en un intento desesperado por heredar su calidez, y así nacieron los Árboles de la vida, débiles susurros del último aliento de Gea. Horribles hogueras creadas por la propia Madre Tierra.

Los usamos como débil escudo contra la invasión del Hambre, aunque sabemos que no durarán. La luz se apaga, la calidez vacila... Y cuando los Árboles se apaguen, sus hijos dejarán de existir.

¿Necesitas ayuda??