LA DIOSA VIRGEN

Cibeles es, hasta donde se puede decir que las entidades eternas tienen una "edad", la más joven de los dioses. Su dominio es el de la nueva vida: la primavera y el amor adolescente y las festividades subsiguientes que uno podría esperar, la risa, la música y la danza. Por lo general, Cibeles adopta la forma de una hermosa y joven mujer, aunque los detalles de su semblante siguen siendo un misterio, ya que no se consigue llegar a un acuerdo al respecto. Si se pidiese a una docena de bardos que describieran a Cibeles, oiríamos doce canciones diferentes describiendo su rostro, sus ojos, su pelo, su sonrisa... ya que cada uno de ellos vería en ella los recuerdos de su primer amor verdadero. Su comportamiento suele ser animado y coqueto. Irradia cierto aire de inocencia e ingenuidad. Es una criatura que vive el momento, siempre riendo y buscando algo nuevo que la entretenga. Se aburre con facilidad y rara vez permanece demasiado tiempo en un solo sitio. Caprichosa y egocéntrica, Cibeles espera atención y afecto constantes de todos a su alrededor, ya sean mortales o inmortales. Es temperamental y propensa a breves ataques de rabia cuando no se sale con la suya.

Afortunadamente, estas rabietas se le pasan rápidamente y se le olvidan enseguida. No se puede esperar que cumpla una promesa y, una vez la haya roto, negará haberla hecho. No obstante, es generosa y bondadosa, y considera a los mortales criaturas valiosas, aunque solo sea como adoradores y sirvientes leales.

¿Necesitas ayuda??