SEÑOR DEL SOL

Libro de la Justicia, capítulo 7: 22 a 31

22 Y así el Gran príncipe Arkon aceptó como derecho de nacimiento al Sol, que su padre había robado a Yaemir, el rey de las serpientes. 23 A su hermano Kane le enfurecía que le hubieran negado el don del fuego, porque el gran herrero no amaba su árido reino, la Luna.

24 Arkon adoptó el sol naciente como símbolo, adornándolo con su armadura dorada y su tabardo. 25 Ante la insistencia de su padre tomó a Gea por esposa, 26 que le dio la raza de los Hombres. Los hijos de Arkon y Gaea se multiplicaron bajo el Arco, y la parpadeante luz de la civilización echó raíces a la sombra de Lyessa. 27 Los últimos de su descendencia fueron los miembros de la raza de los Elken; 28 y el príncipe D'Orion, el Cazador celeste, el primero de su estirpe.

29 Durante muchos años hubo paz, y la unión fue fructífera, 30 pero el matrimonio de la Justicia y la Vida era uno de conveniencia, no de amor, 31 y por ello, quedó envenenado de raíz.

¿Necesitas ayuda??