BESTIARY: GIANT

BESTIARY: GIANT

domingo, marzo 26, p.m.

Miri nunca había sentido miedo.

Era más grande que la mayoría de los hombres, pero incluso aquellos pocos que la superaban en tamaño, no eran capaces de hacerlo en la arena. Sus ojos siempre los delataban, y ella llegó a reconocer esa mirada vacía y temerosa. Se derrotaban a sí mismos, antes de que comenzara el baile con ella. Los detestaba a causa de su debilidad.

El suelo temblaba bajo sus pies. Sonaba como si una tormenta desatara su furia sobre el bosque. Estruendo de truenos, pesadas ramas cayendo al suelo.

Pero el cielo azul claro le indicaba que no había ninguna tormenta. Venía a por ella.

Cincuenta metros, cuarenta, treinta...

Se plantó con firmeza y sacó su pesada hacha del arnés, como había hecho innumerables veces antes, aunque sabiendo bien que esta vez había algo un tanto diferente.

Recordaba que, cuando los Resucitados habían tropezado con su campamento una noche, varios de sus compañeros vomitaron al terminar el combate. Miri no había sentido nada más que una curiosidad casual por el ruido suave y fangoso que hacían las tripas chorreantes de los invasores cuando les rajaba las tripas.

Veinte metros, diez... más alto... más rápido...

Una amplia franja de árboles salieron volando por los aires frente a ella. El suelo se estremeció de forma tan violenta que tuvo que ajustar la posición.

Apareció. Alto y grueso como una torre. Con unas manos tan grandes que podrían arrancar de raíz las montañas. Con ojos de fuego. Su boca cavernosa se abrió para dejar salir un gemido, tan rápido que el cuerpo de Miri vibró.

A Miri se le hizo un nudo en la garganta. De repente, sintió las manos frías y húmedas. She was feeling for the first time what she had only ever seen in others: Fear.

Sabía que dejarle verlo significaría que se habría derrotado a sí misma. Instead, swallowed hard, narrowed her eyes and tightened the grip on her axe.

Y comenzó el baile...

Crowfall Giant Watermarked-1024x628

¿Necesitas ayuda??